Información de La Paloma

Este maravilloso balneario situado en el Departamento de Rocha, Uruguay, cuenta con interesantes propuestas para el turista.
Espectáculos, paseos artesanales, vida nocturna, el casino, el arte, su entorno y la calidad de sus playas oceánicas distinguen a este paraíso natural.

El Faro, símbolo de La Paloma fue construido en 1874 dando inicio a la población de este lugar. Este emprendimiento se llevó a cabo, dada la cantidad de naufragios producidos en la zona, por albañiles italianos en la punta del cabo Santa María.

El balneario aún mantiene sus características típicas de su origen, como pueblo de pescadores.

Aún se pueden apreciar el conjunto de casas antiguas, que dieron origen a La Paloma como balneario de veraneo.

Los mamíferos más característicos de la zona son el carpincho, la nutria, los lobos marinos y la ballena franca.

La nutria se ha explotado por su piel, por lo que en este momento su caza se encuentra reglamentada, así como la del carpincho prohibida. La intervención de la comisión de fauna local (O.N.G) permitió salvar éstas especies de su segura extinción.

La población de lobos es una de las más importantes del mundo, habitan en grupos en islas cercanas a la costa, donde ofrecen al observador un espectáculo realmente increíble.

Es un lugar ideal para el descanso y la diversión, con alternativas para todos los gustos y edades.

Se realizan deportes náuticos como el surf, windsurf, jet-sky, vela, yachting, buceo, canotaje, pasando por la pesca y los paseos marítimos. También hay otras actividades deportivas como el tenis, paddle y fútbol entre otros.

La gastronomía del lugar, favorecida por todo lo que brinda el mar, es especialmente fresca y deliciosa, con el toque propio de la cocina casera tradicional.

La zona cuenta con una importante oferta de restaurantes, fast food, parrilladas típicas, rotiserías, pizzerías, etc.

Es un lugar donde el ruido, el smog y el stress del diario vivir queda en el olvido. Contemplar los atardeceres desde la playa, las noches estrelladas y absorber el aroma silvestre del bosque es inolvidable.

Entre tanta paz, si lo que busca es el vértigo de la noche, las opciones son muchas: boites, pubs y los slots del casino podrán satisfacer plenamente sus expectativas.

Si es de su preferencia algo más moderado, pero no menos interesante, las ferias de artesanos, los espectáculos musicales y el cine, son otras opciones a su disposición.

Este pacífico rincón de Sudamérica, rico en todos sus recursos, es pródigo en sus maravillas descubiertas y por descubrir.